Pulpa Amarga

Las flores desbordadas de mis labios se mezclaron con la miel del desengaño y la saliva paso a paso fue rindiéndose a un abrazo eternamente febril contagiado de ilusión; sus pétalos desojándose en gemidos; intentos inauditos del deseo forzoso y el esbozo fantasioso de un firmamento sin visión ni alusión alguna que no fuese la…