Yo tampoco quiero sentir nada.

Yo también quiero estar sedada, anonadada, quedada sumergida en piscinas de zambullidas de rendidas.

Yo tampoco quiero estar así, aquí, anti, todo, anti nada, atolondrada por sermones baratos y basura vendida cara.

Yo tampoco les quiero dar la cara, la otredad, la mejilla sin baraja, no les quiero escuchar la barata carcajada a quienes fingen.

Yo tampoco quiero ser virgen, ni caótica del deseo, no quiero ser víctima viva del entierro.

Yo tampoco quiero que me den dedo sin permiso, de paso y caso omiso.

Yo tampoco, yo también, yo tan poco, yo tan mucho, yo tan nada, yo tan todo, yo tan Jeny, yo tan ella, yo tambor.

Yo también me quiero escapar a donde no exista la musa, donde las horas sean descuadre- no prescritas, si no absurdas.

Yo también quiero huir a donde la noche se postra ante verdugos y reclusas, en dinero sin excusas, en valiums, xanax y zoloft, meollo y medusas.

Yo también quiero por medio de las pepas convertirme en ilusa redimida, por medio del humo en fan de resina, convertirme en carencia determinada, en pobreza decidida.

Yo también quiero callejonear perdida, encarecer mi culo y movida. Yo también quisiera declamar delirios a imaginarios por las esquinas.

Yo también quiero ser espectro del ayer, encadenarme a historias derramadas en placer, esperar y esperar sin que llegue el final, yo también quiero rampletear, completar la noche en vela, derramar jugos de condena.

Yo también quiero llenar mi copa con cemento, entumecer mis venas con lamentos, yo también quiero amasar el pan del excremento, quiero besar tardes sin rostro, yo también quiero convertirme en monstruo.

Yo también quiero respirar en vano, envenenarme los cantazos del pasado, enfermarme de vida, caer al suelo rendida, aborrecerme sacudida. Yo también quiero sentir, llorar, padecer, yo también quiero cederle el alma al viento.

Yo también quiero un corazón batido que palpite lento esperando el momento de partida, yo también quiero tener el alma profundamente fragmentada, alzarme en cantos dolida, yo también quiero esperar mi turno de partida sin ser interrumpida.

yo también en sollozos, yo tmbien en reposo, yo también en insignificante gozo, yo también cayendo en un pozo profundo sin fondo, yo también quiero tocar fondo…

 

yo también, yo también, yo también, hondo, hondo, hondo.

 

Black Savage

 

Black Savage

 

I am a black savage, a poisoned remnant of a historical trade,

black savage;

an animal in revolt, animal filled with rage…

I am a black savage, an animalized beast locked up in an outdoors-supposed civilized cage,

I am a black savage -angry stuck piece of tangled historical braid,

reverse racism they say,

angry Goddess of revenge and rage my profound stare states.

White is the color of purity, black is the color of hate,

pure hatred for cornered opportunity and prejudice state.

I am black savage, fighting to salvage my heritage going astray,

viciously scathing layers of hidden dismay,

seeking to discover my natural fate, if there is such a thing.

Naturally savage, your history books say. . .

So then, swallow my dismay, encourage my despair,

provide me with forbidden power; if you dare; but be ware.

I am a black savage, a dark skin gone florescent;

glowing in a dark night filled with police brutality,

dimmed in a bright day lacking opportunity…

I am a black savage,

accused of everything that’s negative,

ripped from everything that’s positive.

Like a developed photograph; my destiny’s still life-

non challenging, non changing,

ongoing and impotent strife.

I am a black savage, a black dot with diminished humanity,

a numbed statistic, an enraged datum in your uncalled for poll,

a savaged troll surrounded by constructed Voodoo dolls;

dolls with light skin, dolls lacking kin-ship lives-African history deprived-dolls

I am a black savage,

ancestry transported on a ship-deported-basic rights damaged-economically unsupported baggage carrying-riches perished pissed off- savage,

questioning,

challenging,

revenging,

desperate measuring,

family reassuring,

blackened beating,

savaging savage…

 

and you dare say this is racism in reverse.

 

 

 

 

 

 

 

Ser Mujer en Puerto Rico

Ser mujer en Puerto Rico es superar la crisis,

es aguantar las lagrimas frente a los hijos,

es venderle el alma a ASUME,

ser mujer en Puerto Rico es sonreír y usar faldita y permitir que te entren la pinguita chiquitita de vez en cuando,

es fingir orgasmos,

es purificarte el alma ante tanto cuerno,

 

soportar el empeño de los que te quieren pisotear porque tienen pene,

es criar nenes que te sacaran los ojos,

es criar hijos sin instrucciones y na tu modo.

 

Ser mujer en Puertorro es sobrepasar las vicisitudes de no poder terminar de estudiar o tener titulo sin paga,

ser objeto sexual que caga construcciones insólitas con cuerpos voluptuosos y vertiginosos,

ser mujer en puerto rico es esconder la panza, hacerte la pendeja, poner cara de mansa, inferir a cerca de nada en la casa porque si no te acribillan con su lanza a la hora de dormir,

ser mujer aquí es sinónimo de fingir que una esta completa y contenta con su macharran, con su galán de novela, el que no te suelta ni en las cuestas y desde la esquina te vela,

ser mujer en mi país es parir al marido, criar a los hijos de otra, en la calle ser decente y en la cama potra,

ser mujer en mi isla es no tener arma de fuego aunque tu marido se merece tres tiros en el bicho por pendejo,

ser mujer en esta isla decrepita es volver a vomitar la liberación femenina en cada esquina,

abrir las patas de par en par para aguantar el que dirán, la indiferencia y las inferencias a cerca de lo que harás o dejaras de hacer en la cama, dilema si mama o no mama,

ser mujer aquí es cómele los dulces a los hombres, es acostar a los hijos a tiempo, lavar la ropa de la semana, levantar a la familia cuando se desbarata  comprar mercancías buenas, bonitas y baratas, fajarse mas de la cuenta para que le hagan cuenta, caso, favores, para que le curen escaseases, rencores y dolores, para que le soporten cuernos, líos y llantos, ser mujer aquí conlleva tanto,

si me dejo,

se convierte en un trabajo, sin paga, con carga malintencionada y arrastrada de un pasado lleno de rancia ignorancia, poco análisis y demasiada comodidad macharrana.

Ser mujer requiere amanecer despierta antes que llegue la ma~nana, antes que saquen la macana, antes que la vida te agarre sin ganas. Ser mujer en este país te puede sacar canas.

 

 

INOCENTE O DE LO NO NOCIVO

Los inocentes…

Nuestro mundo un cuerpo ausente, nuestra gente imitando omnipresente, como quisiéramos ser infinitos, cosa que nos lleva a asesinar a cualquiera. Guerra Santa, Santa Guerra, ¿Cómo llenarnos los cuerpos de hoyos, para de todas maneras cubrir las ojeras al otro día? Al rezar, al mirar, al recordar que fue lo que viste al velar la mirilla y saber que el ser que velabas era igual a tu ser.

Pero lo peor, lo peor debe ser mirar y no ver… explotar sin sentido y extirpar a descuido al niño, al viejo, a la madre, a ese ser humano que vas hacer perecer.

Que vivan

Los inocentes

Los by standers

Los periodistas,

Los paridores de patria,

Las hacedoras de vida,

Los luchadores de un pueblo…

Las gentes que componen la lucha de un pueblo;

Los que hacen Palestina.

¡BASTA YA DE MUERTE INOCENTE!

 

Acrostico para Palestina

Palestina resiste entre historia y rifles

Ansiedades de libertad, paz y vida

Luchando incesantemente por no caer nunca rendida

Encaminada a tener sus suelos libres de trifulcas y revuelos…

Sostenidos por creencias y luchando por la protección de pueblo,

Temeroso el ignorante occidente que no lee, que no entiende,

Irracionales temeros de perder su gustosa gasolina

Necesitamos unirnos y encender un presente

Amnistía, solidaridad y socorro para las gentes del mundo y en este momento paz para palestina.

Paz de QUE CARAJO!? Que viva la GUERRA!

¿Paz de qué carajo?

Si nunca ha existido,

si nunca ha funcionado…

Gandhi trató, sí,

igual que Luther King,

ambos jodíos, asesinados, torturados…

 

No quiero morir así…

 

A mí que me cojan peleando, revelando, apuntando y desplazando en nombre del hombre oprimido,

La mujer jarta, y el niño obligado a ser soldado, mientras va estudiando y vendido. . .

 

A mí que me pongan fusil en mano pa terminar con esta realidad liviana de fútil reparo,

de inútiles caprichos

y falsos amparos.

 

¡Óiganlo bien!

Que lo sepan en Cayey y en la China,

En Maya-west y en Palestina;

¡Yo muero peleando- coño!

 

Por la justicia en mi entorno,

Por los estudiantes que luchan alrededor del mundo,

Y por los camaradas alertas que despiertos-despiertan a mis cuates mejicanos que desiertan;

 

Y por mi isla

Mi isla

Mi isla…

 

Que duele entera,

mi isla, que duele completa

necesitada de sanación y de vida…

 

 

¡Sí!

yo sería parte de una guerrilla,

Pero

¡no!

No por ser como ellos,

¡no!

Si no, porque valoro tu vida, tu vida Nomaris, tu vida Sylvia,

valoro a todas las manos de las cuales sale y sigue mi gente…

Odio que los traten como maquinaria y carnada que no siente,

Detesto como mi brother bate a diario ese cobre, como extirpan en África los recursos de los pobres,

 

Y cómo hay que perder una mano como quiera, pues yo me ofrezco;

¡Que me vistan de bandera!

¡Que se joda!

Que viva la guerra…

 

Porque Bob Marley lo advirtió y ya nos aconsejó;

Hasta que paren los abusos de vendidos y de ilusos no habrá paz.

¿Así que en qué lado estas? Decide ya, porque la perra guerra seguirá…

¡Así que viva la guerra!